Medicacion

Medicación durante el embarazo

Normas generales

Durante la gestación se evitará cualquier tipo de medicación que no sea absolutamente imprescindible. La excepción a esta norma son los preparados vitamínicos y minerales que se mencionan más adelante.

La medicación previa a la gestación será cuidadosamente estudiada, al efecto de decidir la conveniencia de su supresión o continuación. En todo caso, y previa aprobación del Comité de Medicina Perinatal (UCMP), se administrará siempre la dosis mínima necesaria.

Serán absolutamente evitados los fármacos incluídos en la norma B.1.07, salvo que por circunstancias muy especiales lo autorizara el CMP.

El primer trimestre de la gestación será especialmente salvaguardado de la contaminación farmacológica.

Clasificación de los fármacos, según su riesgo durante el embarazo (FDA, 1979)

Categoría A

Sin riesgos aparentes. Los estudios controlados en la mujer embarazada no han podido demostrar riesgos para el feto.

Categoría B

Sin riesgos confirmados. No existen estudios controlados en la mujer embarazada (aunque los efectuados en animales no han demostrado riesgos).

Categoría C

Riesgo no descartable. Evidencia de efectos adversos en estudios en animales, que no han podido ser descartados en la especie humana.

Categoría D

Riesgo demostrado. Los estudios de investigación, o tras la comercialización del producto, han demostrado la existencia de riesgos para el feto humano.

Categoría E

Fármaco contraindicado. El riesgo fetal es importante y supera cualquier posible beneficio.

Los fármacos incluidos en las dos primeras categorías pueden ser administrados durante la gestación. Los correspondientes a la tercera y cuarta únicamente pueden ser utilizados cuando los beneficios potenciales justifican los posibles riesgos para el feto (en el grupo D, la única indicación sería una grave enfermedad materna, sin alternativas terapéuticas). Los fármacos de grupo E no deben utilizarse nunca.

Medicación habitual:

Con cifras normales de Hb y buen estado general aparente, los suplementos vitaminicominerales administrados a la gestante serán los siguientes:

Hasta la semana 20:

1. Un preparado comercial que contenga: vitamina B12, ácido fólico, vitaminas D, B1, B6 y B2, nicotinamida, vitamina C, sulfato ferroso y calcio. Dosis diaria: la habitual en terapéuticas de suplementación. La vitamina A no debería superar las 5.000 UI diarias.
2. Acido fólico (50 - 100 g/día) o ácido folínico (7,5 - 15 mg/día) según necesidades específicas. Para la prevención de los defectos del tubo neural (DTN), las dosis pueden ser más bajas, y su administración debería iniciarse de forma previa a la gestación.

Desde la semana 21 hasta término:

1. Preparado de calcio. Dosis diaria: equivalente a 500 mg de calcio elemental.
2. Preparado de hierro (sulfato ferroso, especialmente). Dosis diaria equivalente a 100 mg de hierro elemental.

Medicación de uso frecuente. Los fármacos de elección son:

1. Analgésicos: paracetamol (categoría B)
2. Antieméticos: doxilamina y dimenhidrato (categoría B)
3. Antibióticos: penicilinas, cefalosporinas, eritromicina, lincomicina, espectinomicina y polimixina B (categoría B)

Productos cosméticos:

1. No existe inconveniente para que la gestante utilice algún producto cosmético para las estrías.
2. Para curtir el pezón para la lactancia, puede prescribirse una solución alcohólica de tanino al 10%, a partes iguales con glicerina.

Medicación prohibida en la gestación:

Los siguientes fármacos deben ser evitados durante el embarazo, ya que están incluidos en las categorías D y E de la FDA. Su uso sólo podrá ser autorizado en circunstancias determinadas, previa consulta del caso con el CMP.

Acido valproico.
Anabolizantes.
Andrógenos, tanto si se trata de derivados de testosterona como de noresteroides.
Anfetaminas.
Antibióticos, a excepción de los B-lactámicos y macrólidos.
Antiblásticos: sustancias alquilasteis, sustancias antimetabólicas, venenos hísticos, antimicóticos, etc. (aminopterina, metotrexato, ciclofosfamida, busulfán, 6-mercap-topurina, clorambucil, procarbacina. Los antineoplásicos de menor riesgo son: azatioprina, vinblastina, mostazas nitrogenadas y colchicina.
Anticoagulantes orales (antivitamina K).
Anticonceptivos orales o inyectables.
Antidepresivos (consultar cada caso).
Antidiabéticos orales.
Antifibrinolíticos.
Antihistamínicos con núcleo piperacínico.
Antitiroideos de síntesis, tipo tiouracilos. En todo caso, dar preferencia a los propil-tiouracilos.
Bloqueadores de la síntesis del colesterol.
Bromuro de hexametonio.
Cafeína.
Cloroquina.
Dicumarol.
Dietilestilbestrol.
Difenilhidantoínas.
Digital (a dosis elevadas).
Dihidroergotamina parenteral.
Diuréticos del tipo del cloruro amónico.
Escopolamina.
Estrógenos, especialmente el dietilestilbestrol (puede administrarse etinilestradiol).
Etrenitato (Tigason).
Fenobarbital (con precaución).
Fenotiacinas.
Glucocorticoides (en el primer trimestre).
Laxantes con podofilino.
Litio y sus sales.
Maleato de ergonavina y metilergonavina.
Meprobamato.
Metimazol.
Metronidazol (Flagyl oral o inyectable).
Morfina o heroína.