Enfermedades de transmisión sexual

Hepatitis B

Virus de la Hepatitis B

La hepatitis B es más contagiosa que el SIDA !!!

La hepatitis B debe considerarse también dentro del grupo de enfermedades de transmisión sexual. Como generalmente no presenta síntomas clínicos evidentes, una mujer puede estar infectada sin saberlo, y transmitir la enfermedad a su pareja y , si está embarazada, al feto o al recién nacido. La hepatitis B se transmite por vía sexual, sanguínea y de madre a hijo (parto). También se describe la transmisión por saliva, sudor y lágrimas.
Se determinó que el contagio del virus de la hepatitis B por vía sexual es 30 veces mayor que el contagio por el virus del SIDA.
Si bien la hepatitis B generalmente es asintomática, puede causar enfermedad hepática grave e incluso la muerte.

¿Qué es Hepatitis B?

Es una infección causada por el virus de la hepatitis B , que afecta principalmente el hígado. El virus de la hepatitis B se encuentra en sangre y todos los fluidos corporales de enfermos de hepatitis B. Generalmente la infección aguda no presenta síntomas evidentes pudiendo pasar desapercibida, aunque en ocasiones puede llevar a enfermedad hepática grave derivando en fallo hepático fulminante.

A menor edad al adquirir la enfermedad, mayor probabilidad de desarrollar formas crónicas de hepatitis y, en ocasiones, cirrosis o cáncer de hígado. Se calcula que el 90% de los niños menores de un año y el 10% de los adultos infectados por el virus de la hepatitis B se convertirán en portadores crónicos. éstos pueden desarrollar enfermedad hepática crónica, como cirrosis y cáncer de hígado.

La transmisión del virus de la Hepatitis B por vía sexual es 30 veces mayor que la del virus del SIDA.

¿Quiénes están en riesgo de adquirir Hepatitis B?:

TODOS.
Nadie queda exento de poder adquirir la enfermedad. Una de cada 20 personas en los Estados Unidos contraerá la hepatitis B en algún momento de su vida. Cada año mueren 5000 personas por causa del virus de la hepatitis B en Estados Unidos.

El riesgo de contraer hepatitis B es mayor si usted...

Mantiene relaciones sexuales con alguien infectado con el virus de la hepatitis B.

Tiene relaciones sexuales con más de una pareja.

Es un hombre y tiene relaciones sexuales con otro hombre.

Vive en la casa de alguien que ha tenido la infección toda la vida.

Tiene un trabajo que requiere contacto con sangre humana.

Se administra drogas por vía endovenosa.

Es un paciente expuesto a hemodiálisis o transfusiones.

Viaja o habita (por más de seis meses) zonas endémicas (países como sudeste asiático, África, Oriente Medio, Islas del Pacífico, Cuenca del Amazonas).

¿Qué es un portador de Hepatitis B?

Un portador es un individuo que tendrá el virus en la sangre de por vida, aunque no presente ningún síntoma o molestia o evidencia de la enfermedad. Puede estar enfermo y no saberlo, y por ello contagiar a otros. Un portador podrá llegar a tener problemas hepáticos serios en años posteriores.

¿Cómo se contagia la Hepatitis B?

En 3 de cada 10 personas infectadas NO es posible identificar la fuente de contagio.
Si Ud. tiene el virus de hepatitis B en la sangre, su hijo puede adquirirlo al nacer o luego del parto.

CUIDADO
La Hepatitis B puede contagiarse en los siguientes casos:

Una madre enferma puede transmitir el virus al bebé durante el parto.

Tanto Ud. como su hijo pueden adquirir hepatitis B si conviven en la misma casa con un enfermo crónico de hepatitis B.

Compartiendo agujas y jeringas con una persona enferma.
Mediante las relaciones sexuales con una persona enferma de hepatitis B.

Ante la manipulación o exposición a sangre y otros fluidos corporales.

Compartiendo utensilios u objetos que puedan tener restos de sangre ( afeitadoras; cepillos de dientes).

Si piensa realizar tatuajes o piercing: Puede infectarse si el artista no usa agujas estériles o no usa guantes descartables durante el procedimiento.

La Hepatitis B NO se contagia mediante:

Besos o abrazos.

Contactos ocasionales (compañeros de trabajo).

Tos o estornudos.

Compartir cubiertos o vasos.

Agua y alimentos.

Los últimos descubrimientos indican que el tratamiento de las embarazadas seropositivas con drogas antirretrovirales reduce el riesgo de transmisión del VIH de la madre al feto. Por lo tanto se aconseja que todas las embarazadas sean informadas y se solicite su consentimiento para realizarle la prueba de detección de anticuerpos anti-VIH.

Únicamente un análisis de sangre le permitirá saber si usted tiene Hepatitis B

Consulte a su médico si Ud. tiene síntomas de hepatitis (cansancio, dolor abdominal , náuseas, vómitos, dolor articular, coloración amarilla de ojos y/o piel), o si cree haber tenido contacto directo con un enfermo de hepatitis B.

¿Cómo se previene la Hepatitis B?

Aunque existen terapias para las formas crónicas de hepatitis, no hay tratamiento específico para la infección aguda. La existencia de vacunas seguras y efectivas la convierte en una enfermedad prevenible. La vacuna puede ser administrada a recién nacidos, niños y adultos, incluidas mujeres embarazadas.
Debe exigirse el uso de material descartable en toda práctica médica.
La protección mediante el uso de preservativo en todas las relaciones sexuales es una medida preventiva eficaz.

¿Cómo puedo protegerme a mí y a mi bebé de la Hepatitis B?

La vacuna contra la hepatitis B es la mejor protección contra la enfermedad. Normalmente se necesitan tres dosis para lograr una protección total. Todos los bebés , a partir del nacimiento, deberían recibir la vacuna contra la hepatitis B.

Se calcula que el 90 % de los bebés menores de un año infectados por el virus de la hepatitis B se convertirán en portadores crónicos, y tendrán mayor riesgo de desarrollar formas crónicas de hepatitis, cirrosis o cáncer de hígado, además de diseminar la enfermedad y contagiando a otras personas.

Estando vacunada con tres dosis de vacuna contra hepatitis B con serología positiva con nivel de anticuerpos protectores adecuado, Ud está protegida y no tiene riesgo de enfermar a su bebé.

Si Ud. tiene hepatitis B, su bebé recién nacido deberá recibir gamaglobulina antihepatitis B y vacuna contra hepatitis B dentro de las primeras 12 horas de vida.La segunda dosis de vacuna debería administrarse a los 1-2 meses de edad, y la tercera dosis, a los 6 meses de edad. Entre los 9 y 15 meses de edad, habrá que hacer a su bebé unas pruebas de sangre (HbsAg y antiHbs) para comprobar que las vacunas fueron efectivas. Debe además realizarse un especial cuidado de los pezones, para evitar su sangrado y posible transmisión del virus por esa vía.

A tener en cuenta...

Si está embarazada debería hacerse estudios de sangre para detectar el virus de la Hepatitis B.

Puede amamantar aunque tenga Hepatitis B.

La Hepatitis B no se cura, pero puede evitarse. Vacúnese contra la Hepatitis B.

En esta situación el riesgo es despreciable ya que todas las donaciones son sometidas por ley a pruebas de detección muy fiables.
Este riesgo que se sitúa en el orden de 1 por cada 200.000 o 300.000 donaciones.

¿Quiénes deben vacunarse contra la Hepatitis B?

Todos los bebés, al nacer.

Todos los niños de 0 a 18 años de edad que no hayan sido vacunados.

Los adolecentes deben ser considerados un grupo de riesgo y por lo tanto es prioritaria su vacunación.

Personas de cualquier edad con alto riesgo de contraer la infección por el virus de hepatitis B.

Personas cuyo trabajo los expone a sangre humana.

Esquema de vacunación

Para lograr una inmunización adecuada se requieren al menos tres dosis de vacuna, administradas en forma separada.

En el esquema standard se administran una dosis inicial, la segunda al mes y la tercera a los seis meses de la primera.
Hay otro esquema (rápido) , en el que se indican 4 dosis:
Inicial, al mes, a los dos meses y al año de la primera dosis.
No se deben hacer refuerzos, excepto en hemodializados cuyo nivel de anticuerpos deciende por debajo del nivel protector de anticuerpos.

Si se aplica la vacuna combinada antihepatitis A+B se deberán seguir las mismas pautas (excepto en bebés menores de un año).

¿Debo realizar serología luego de vacunarme?

Tras una serie completa con tres dosis de vacuna contra hepatitis B el 95% de las personas tienen títulos de anticuerpos que los protegen de adquirir la enfermedad.

Debe hacerse análisis de sangre para determinar el nivel de anticuerpos en los siguientes casos:

Visualización de los huevos o piojos, en el pelo del pubis.

Ud. considera que pertenece a alguno de los grupos de alto riesgo.

Bebés hijos de madres con hepatitis B (a los 9 meses y 15 meses
de edad del bebé).

Mantuvo relaciones sexuales con alguien con hepatitis B.

Ud. está expuesto o manipula sangre o fluidos corporales (trabajadores del área de la salud ).

Drogadictos endovenosos.

Politransfundidos.

Homosexuales.

Contactos familiares de portadores de virus de hepatitis B.

Hemodializados.